¿Cuándo comienza a desarrollarse la línea de investigación del grupo y con qué cometido?

Arranca tras mi tesis doctoral, dirigida por el profesor Fraga y centrada en el balance de carbono, nitrógeno, fósforo y silicio en la ría de Vigo. En diciembre de 1989 inicié la línea de investigación sobre los intercambios biogeoquímicos tierra-océano y un año después se creó el grupo. Desde entonces, se ha ido ampliando la visión paso a paso: nutrientes, metales, elementos traza, elementos críticos; agua marina, estuárica, fluvial, lluvia, intersticial del sedimento, depuradoras; materia particulada orgánica, metales, elementos traza, sedimento. También, geográficamente: primero rías, luego estuarios árticos, fiordos chilenos, lagunas costeras subtropicales y templadas, … y casi todas las maravillosas rías gallegas.

¿Podría ejemplificar la labor actual del grupo con algún trabajo de investigación que tengan en curso?

Estamos realizando una investigación puntera en el campo de la biogeoquímica marina sobre los elementos del grupo del platino (Dr. Antonio Cobelo García); su ciclo y llegada a los sistemas costeros necesita ampliarse al ser utilizados cada vez más por nuestra sociedad. También estamos prestando atención a los elementos de las tierras raras, cuyas aplicaciones han introducido la alta tecnología en la vida cotidiana de la sociedad actual. En conjunto tratamos de abordar, dentro de nuestras posibilidades, el estudio biogeoquímico costero de los elementos tecnológicamente críticos

¿Podría poner algún ejemplo en el que las investigaciones que desarrollan hayan dado un resultado de especial relevancia?

En estas tres décadas se ha aportado nuevo conocimiento sobre el funcionamiento de las rías gallegas en base a lo que reciben a través de sus fronteras naturales (oceánica, fluvial, sedimentaria y atmosférica) y antropogénicas (depuradoras; contaminación). Entre ellas hemos llevado a cabo el estudio oceanográfico más completo sobre las rías gallegas del Norte (Ortigueira, O Barqueiro y Viveiro). También destacaría la cuantificación de los intercambios entre sedimento y agua y viceversa, el estudio del impacto de depuradoras, la incorporación de los metales traza disueltos al estudio del ciclo biogeoquímico de las rías con la construcción de una sala blanca para el procesado de las muestras en 1997 y la difusión al océano de vanadio, niquel y cobre desde el petróleo vertido por el Prestige, lo cual fue una investigación novedosa.

¿Alguna aportación de la que esté particularmente orgulloso?

Sí, nuestra labor en la formación de doctores: Adrew Dale, que ha llegado a ser profesor en la universidad de Kiel; Antonio Cobelo García, científico titular en el CSIC; Patricia Bernárdez, en el Instituto Hidrográfico de la Armada; Judith Marmolejo, investigadora en el CICIMAR mexicano; Juan Santos, científico titular en el IEO; Natalia Ospina, científica en el ICRA; Miguel Angel Álvarez Vázquez, que está realizando una estancia posdoctoral en el Instituto checo de Química Inorgánica; además de acoger los trabajos posdoctorales de María Jesús Belzunce, que ahora es científica del AZTI; y Carmen Barciela, profesora titular en la universidad de Santiago de Compostela..

¿En qué momento se encuentran sus investigaciones? ¿Está cerca de alcanzar sus objetivos, necesita abrir nuevas líneas de trabajo o debe continuar en la misma línea que hasta ahora para seguir avanzando?

Un buen artículo científico es aquel que abre nuevas perspectivas. A ese respecto se puede seguir el progreso propio, y el del grupo de Biogeoquímica Marina, por las publicaciones: siempre han girado sobre a los sistemas costeros y el ciclo biogeoquímico de elementos inorgánicos de la tablaperiódica. Llevamos trabajando sobre estuarios, rías, fiordos, lagunas costeras desde el inicio y cada vez disponemos de una mejor imagen de su funcionamiento biogeoquímico, es algo que nunca termina. Por una parte ha comenzado por un compartimento (la columna de agua costera y el afloramiento marino),y se ha ido ampliando con el sedimento, seguido de los aportes fluviales (un eje de nuestro trabajo actual), las depuradoras, la lluvia… Por otra parte ha ido aumentando el número de elementos: primero, los nutrientes; luego los elementos traza, incluidos los metales contaminantes; ahora, los elementos tecnológicamente críticos. Es un continuo avanzar y cooperar con colegas biólogos, geólogos y químicos, quienes nos ayudan a ampliar y complementar la visión general inicial, pero siempre con un mismo tema de trabajo: los flujos y procesos biogeoquímicos en sistemas costeros.

¿Podría indicar un objetivo a corto plazo, medio y largo plazo para el grupo de investigación?

Un primer objetivo es aumentar los miembros fijos en el grupo, cada vez tenemos más trabajo y éste se diversifica. No es suficiente con el personal flotante de técnicos, licenciados y doctores que pasan temporalmente por nuestro grupo; necesitamos que las personas que se forman o colaboran con nosotros, o bien expertos foráneos, tengan la oportunidad de incorporarse permanentemente para dar continuidad a la investigación nueva desarrollada.
Un segundo objetivo, no en importancia, es el eje principal de nuestra investigación a corto y medio plazo. Buscamos comprender mejor el ciclo biogeoquímico de los elementos críticos para la actual sociedad altamente tecnificada, las tierras raras por ejemplo. Poco se conoce sobre contaminantes inorgánicos emergentes, como los elementos del grupo del platino o el gadolinio que están llegando en cantidades cada vez mayores a las zonas costeras.
Ahora que tengo 65 años y vislumbro mi retiro, no concibo parar de publicar, esto es, estudiar los datos de que aun dispongo y aportar conocimiento científico mientras pueda. Como decía el director de mi tesis, el profesor Fraga, “un científico nunca se retira”. En cuanto al grupo de Biogeoquímica Marina, el Dr. Cobelo García marca la pauta y el futuro, abordando actualmente los elementos críticos en particular y los metales, en general.

El grupo Bipquímica Marina

  • Año de creación: 1990.
  • Fundadores: Ricardo Prego Reboredo.
  • Presentación: Investiga los ciclos biogeoquímicos de los elementos minoritarios y traza en el océano y los procesos de intercambio a través de sus fronteras. Sigue las pautas marcadas en los programas internacionales GEOTRACES y Future Earth – Coasts, colaborando con científicos españoles y extranjeros expertos en química, geología y biología.
  • Plantilla: 3 personas.