¿Cuándo comienza a desarrollarse la investigación del grupo?

MICROTEC inicia su investigación en seguridad alimentaria alrededor del año 2006, dando continuidad a una línea existente en el IIM desde los años 70 centrada en el estudio de la aplicabilidad de técnicas de conservación y otras estrategias para mejorar la calidad alimentaria

¿Cuáles son sus objetivos de investigación, qué han logrado y en qué están inmersos?

Nos centramos en el estudio de la biología de biofilms de Listeria monocytogenes formados en superficies de plantas de procesado de la industria alimentaria con el objetivo final de mejorar los sistemas para su control y eliminación. Hemos conseguido profundizar en la ecología, el microbioma y los sistemas de comunicación de sus focos de contaminación presentes en la naturaleza para así contribuir a mejorar la eficacia del control de este microorganismo en la cadena alimentaria y ofrecer a los consumidores alimentos seguros. En esta línea, participamos en un proyecto europeo para el desarrollo de un biosensor para la detección de L. monocytogenes y coordinamos la Red Gallega de Riesgos Emergentes en Seguridad Alimentaria (RISEGAL, que une a las tres universidades gallegas, al Cluster Alimentario de Galicia y a la Red de Vigilancia en Salud Pública con la misión de identificar aquellos peligros químicos y biológicos que puedan suponer un riesgo para los alimentos comercializados en la comunidad gallega y proponer recomendaciones para prevenir su aparición o disminuir su incidencia.

¿Podría poner algún ejemplo en el que las investigaciones que desarrollan hayan dado un resultado de especial relevancia?

Las investigaciones llevadas a cabo hasta ahora en biofilms de L. monocytogenes han permitido avanzar en la ecología de las asociaciones bacterianas y entender en qué medida determinan la persistencia de L. monocytogenes en plantas de procesado de alimentos. En el marco de los proyectos en colaboración directa con empresas, hemos conseguido la explotación de una patente sobre conservación de mejillón vivo realizada por el grupo por la Empresa Barlovento. Además, disponemos de un Servicio Avanzado de I+D (SICAL) para el asesoramiento de empresas y la solución de problemas y en estos momentos ese servicio va a incorporar dos nuevas prestaciones relativas a la detección de focos de L. monocytogenes en plantas de procesado y al estudio de la probabilidad de la presencia de este microorganismo en alimentos listos para el consumo.

¿En qué momento se encuentran sus investigaciones? ¿Está cerca de alcanzar sus objetivos, necesita abrir nuevas líneas de trabajo o debe continuar en la misma línea que hasta ahora para seguir avanzando?

En la línea de biofilms de L. monocytogenes, en la actualidad tenemos especial interés en el estudio de las comunidades microbianas que se asocian con L. monocytogenes para formar los focos de contaminación y en la búsqueda de compuestos con actividad antibiofilm frente a L. monocytogenes basados en moléculas reguladoras de la comunicación bacteriana. En el marco de las actividades de RISEGAL, hemos avanzado en el estudio de la identificación de riesgos emergentes asociados a la cadena de comercialización de moluscos bivalvos y de su papel como transmisores de bacterias y genes de resistencia a antibióticos. En ambos casos, se trata de líneas en pleno desarrollo y de elevado interés para la seguridad alimentaria.

¿Podría indicar un objetivo a corto plazo, medio y largo plazo para el grupo de investigación?

A corto y medio plazo, avanzar en nuestras investigaciones sobre el microbioma y los mecanismos de comunicación bacteriana asociados a los focos de contaminación de Listeria monocytogenes así como estudiar los riesgos microbiológicos emergentes en productos comercializados en Galicia, en especial los asociados a cambio climático. A largo plazo nos gustaría consolidarnos como un grupo de investigación referente en m ateria de seguridad alimentaria y constituir un Observatorio Gallego de Seguridad Alimentaria a partir de la estructura de RISEGAL.

El Microbiología y Tecnología de Productos Marinos

  • Año de creación: 1973.
  • Fundadores: Manuel López Benito.
  • Presentación: El grupo ha estado siempre centrado en el desarrollo de estrategias para mejorar la calidad y seguridad de alimentos de origen marino. En la actualidad, desarrolla dos líneas principales de investigación:1) Estudio de la ecología de biofilms de L. monocytogenes formados sobre superficies de la industria alimentaria. Búsqueda de nuevos sistemas para su control basados en moléculas reguladoras de la comunicación bacteriana o quorum sensing y 2) Identificación de riesgos emergentes asociados con alimentos de origen marino de importancia socioeconómica en Galicia en el marco de las actividades de la Red Gallega de Riesgos Emergentes, coordinada por el grupo.
  • Plantilla: 9 personas.