¿Cuándo comienza a desarrollarse la línea de investigación del grupo?

En 2008, a raíz de mi incorporación como científico titular a la MBG. En esa fecha arrancamos una línea completamente nueva en el instituto que abordaba aproximaciones novedosas en un sistema de estudio diferente: los árboles como modelo de plantas de ciclo de vida largo. En algo más de una década, el grupo ha crecido notablemente, ha mantenido una actividad continuada bajo proyectos del Plan Nacional y de otras convocatorias nacionales, internacionales o regionales, y mantiene una producción científica significativa.

¿Qué papel otorgan a la transferencia?

La investigación del grupo contribuye en varios frentes de interés aplicado. Por un lado, en relación a la búsqueda y puesta a punto de herramientas de control fitosanitario en el sector forestal alternativas al uso de fitoquímicos. Por otro, en relación a la gestión de recursos genéticos forestales, aportando información robusta para optimizar las recomendaciones de uso de material forestal de reproducción y orientar el desarrollo de los programas de mejora genética forestal. Finalmente, nuestra investigación es relevante para el desarrollo del aprovechamiento resinero de los pinares gallegos y nacionales.

¿Podría poner algún ejemplo en el que las investigaciones que desarrollan hayan dado un resultado de especial relevancia?

Por una parte, la gestión integrada de plagas forestales mediante técnicas de mejora genética e inducción de defensas mediante elicitadores químicos. Estas dos líneas de trabajo han tenido una notable repercusión en el sector forestal escandinavo, que a día de hoy empieza a utilizar estas herramientas para combatir al gorgojo del pino, una de las principales amenazas del sector forestal en esta zona. Por otra parte, el aprovechamiento resinero en pinares de Galicia. Aunque todavía incipiente, las últimas investigaciones en este campo permitirán optimizar este aprovechamiento a través de mejoras en los métodos de extracción y la puesta a punto de métodos de evaluación precoz para valorar con anterioridad el potencial resinero de los montes.

¿En qué momento se encuentran sus investigaciones? ¿Está cerca de alcanzar sus objetivos, necesita abrir nuevas líneas de trabajo o debe continuar en la misma línea que hasta ahora para seguir avanzando?

Los objetivos que se persiguen no son tan tangibles como para poder decir que estamos cerca o lejos de alcanzarlos. La información actual sobre el funcionamiento de las interacciones planta-organismo antagonista en árboles es tan limitada que el camino por recorrer es enorme. Cualquier contribución al conocimiento en esta área de trabajo será de enorme interés para la gestión forestal, especialmente en el contexto de cambio global. El campo de trabajo es grande y no se ve la necesidad de un cambio drástico en la línea de trabajo. El factor más limitante para progresar adecuadamente en esta línea es la disponibilidad de personal científico cualificado con cierta continuidad, tanto a nivel predoctoral como a nivel posdoctoral.

¿Podría indicar un objetivo a corto plazo, medio y largo plazo para el grupo de investigación?

A corto plazo, el análisis de la variación intraspecífica de las respuestas climáticas de especies forestales para analizar el impacto del cambio global a lo largo de la distribución de las mismas; a medio plazo, la puesta a punto de una metodología para el aprovechamiento resinero de los pinares gallegos, incluyendo una planificación territorial del mismo según las características ambientales del territorio y las predicciones de cambio; a largo plazo, el desarrollo de material genético resistente y/o desarrollo de herramientas de protección fitosanitaria frente a organismos patógenos invasores en especies de interés forestal

El grupo Genética y Ecología Forestal

  • Año de creación: 2008.
  • Fundadores: Rafael Zas Arregui.
  • Presentación: Estudia la genética y ecología de la resistencia a insectos y patógenos en especies forestales como determinantes de la variación fenotípica en caracteres de resistencia y tolerancia a enfermedades y plagas. La línea de investigación busca conocer las repercusiones y determinar posibles aplicaciones a la sanidad y gestión forestal sostenible.
  • Plantilla: 10 personas.